En mi página de Facebook puedo leer muchas publicaciones de otras páginas que hablan sobre maternidad, sobre partos, sobre crianza…pero poco se habla de la Cesárea y todo lo que conlleva el someterse a este tipo de procesos.

No sé si alguna vez hubiera podido ver el nacimiento de primera hija de la manera que ahora lo hago, sabiendo que “el problema no era yo” que yo soy capaz de parir a mis hijos. Y digo que no sé si hubiera sido capaz porque lo que leía no me alentaba demasiado, porque la impotencia que una mujer siente al ver que su naturaleza ha sido sustituida por la ciencia, es inmensa.

Ciertamente aún no he leído nada que de aliento a las mujeres que tras someternos a una cesárea para lograr salvar la vida de nuestro hijo y la nuestra propia, nos hayan dicho que somos grandes mujeres. Al parecer tener a un hijo por cesárea no es bonito, parirlo en la intimidad de tu casa sí… yo he vivido una cosa y casi toda la otra, lo único que yo parí en un hospital pero fue todo natural, y yo misma me he dado cuenta que di menos importancia al nacimiento de mi primera hija porque nada fue como yo esperaba, y en vez de asumirlo, de ver el lado bueno a la historia que hizo posible su nacimiento, me echaba la culpa de no haberle dado a mi hija el nacimiento que se merecía y me autoculpaba de no haber sido capaz de darme una experiencia tan femenina y tan crucial para el comienzo de la maternidad.

Se dan cuenta?? He vuelto a pecar, lo que leo, lo que escribo, lo que hago es “matar un nacimiento por cesárea”…. es realmente crucial que el comienzo de la maternidad sea por un parto natural?? por qué??

Conozco a la perfección los pros y los contras de los tipos de nacimiento, ya no se trata de salud, estoy hablando de sentimientos de madre e hijos, hablo de la integridad mental de una mujer que había leído todo lo bonito y bueno, pero se le olvidó preguntar, o indagar en el tema que hace que un nacimiento no sea sólo el comienzo de la vida, sino también el comienzo de la confusión, de la tristeza y a veces de la depresión…

La cesárea está como enlazada al nacimiento fácil, al de no sufrimiento… quién lo dijo?? Realmente las familias y amigos que visitan a una mujer “cesareada”, piensan que no le dolió?? Realmente creen que el bebé nace tranquilo??

Quizás las historias de los nacimientos por cesáreas deberíamos escribirlas dirigidas a la sociedad, a nuestros amigos y familia y olvidarnos por un ratito de los médicos, de la ciencia y de todo lo que rodea un nacimiento medicalizado

Si los que nos rodean se mentalizan en el dolor que puede causar a nuestra alma, de los altibajos emocionales que desencadena, de las sensaciones de “no valer como mujer”… quizás si ellos lo supieran, sabrían cuidarnos cuando un médico o enfermera o matrona sale a informar y dice cosas como “va lenta, no dilata”, “esto terminará en cesárea”, “no quiere la epidural, ya la pedirá a gritos”… estas frases que a nuestros acompañantes de la sala de espera les llegan, sin conocer los ideales, las sensaciones, y en muchos casos la desesperación de una mujer por parir con amor y respeto, hacen acrecentar la preocupación y hacen que en algunos casos cuando el médico de antemano decide la cesárea ellos digan “sí es lo mejor”.

El conocer, el saber, el haber leído o escuchado alguna de las historias de mujeres con cesárea, que hablan y escriben desnudando su alma sin tabús ni tapujos,  podrían ayudar… la cesárea se ha convertido en un “nacimiento natural” porque así lo han hecho creer, (en este caso no sé exactamente quienes), si diéramos la vuelta a la historia podríamos conseguir que lo natural fuera los sentimientos, la paciencia, el respeto…