El inicio en la conducción de bicicletas infantiles es uno de los primeros y más importantes pasos de nuestros hijos, es una habilidad que una vez adquirida nunca más será olvidada.

Hoy me gustaría profundizar en las cuestiones básicas que los padres tenemos que tener presente para que nuestros peques consigan conducir su primera bicicleta de una forma segura y productiva.

Un factor muy importante es que mientras realizamos el proceso de enseñar a nuestros pequeños a montar en su primera bicicleta infantil, es muy importante darle un enfoque divertido y tener siempre en mente que no todos los niños responden de la misma forma al aprendizaje.

Prepara a tu hijo con su primera bicicleta infantil

La edad aconsejable para que nuestro hijo empiece a aprender a ir en bicicleta está entre los 2-5 años.  Aquí también debemos valorar el desarrollo físico y mental de nuestro hijo y sobretodo no forzar el aprendizaje, recuerda que siempre debe realizarse en un entorno ocioso y divertido para él.

¿La elección de una bicicleta infantil?

Esta es una cuestión muy importante y que debemos cuidar con detalle. Recientemente he conocido en España la marca Roda Iberia, están especializados en la fabricación de bicicletas infantiles y otros artículos para niños que fomentan la actividad al aire libre. Todos sus productos están pensados para que nuestros hijos desarrollen el sistema motriz de una forma segura, y la verdad que su presentación en madera, les da un diseño muy bonito y ecológico.

la primera bicicleta infantil de tu hijo

Es importante a la hora de comprar su primera bicicleta comprobar que tiene un asiento regulable. El cambio físico que los niños exprerimentan entre los 2-5 años es importante. La altura de su primera bicicleta debe variar en este proceso de cambio y por eso, debemos asegurarnos que la bicicleta podrá ofrecernos la altura óptima a medida que el niño vaya creciendo.


También tenemos que fijarnos que las ruedas de las bicicletas de los niños sean neumáticos con presión de aire.  Actualemente existen un tipo de rueda llamado FOAM. Este tipo de neumático no es seguro porque es totalmente rígido y no ofrece la amortguación necesaria que precisa una conducción correcta.


Elección del casco

El casco de la bici tiene que ajustarse a la cabeza del niño y , por supuesto, ir siempre atado. Esto es una práctica que inculcará un valor añadido a nivel de circulación vial y además le protegerá de eventuales caidas. La parte frontal del casco no debe sobrepasar más de 2 cm de altura a partir de la ceja si queremos conseguir el máximo de sujeción También es muy importante valorar la compra de otros complementos como guantes y rodilleras para que el niño pueda estar protegido lo más posible.

 

Elegir un sitio seguro para practicar

Para poder enseñar a nuestro hijo es necesario que podamos encontrar un sitio que garantice unos mínimos de seguridad. En primera lugar no debe haber tráfico de vehiculos a motor e intentar que sea lo más amplio posible. Encuentre un lugar plano, no muy transitado por bicicletas o personas y si puede ser un pavimentado y liso. Al lado de mi casa tengo la suerte de contar con un amplio parque que no tiene prácticamente desnivel y que lo hace ideal porque es de cesped y amortigua perfectamente las caidas.

 

Prepara su primera Bicicleta

La primera bicicleta infantil para que nuestro hijo aprenda a conducirlas debe ser sin pedales. Con este tipo de bicicletas nuestros hijos aprenden a equilibrarse y adquieren sentido del espacio. Debemos ajustar la altura hasta conseguir que nuestro hijo se siente sobre la bicicleta de una forma erguida con la pierna estirada y con los pies planos sobre eel suelo.  Es importante que el niño se encuentre confortable durante todo el proceso de aprendizaje.

Aseguranos de que los neumáticos de las ruedas tienen la presión correcta. Es esencial controlar la presión de aire si queremos que nuestro hijo aprenda de una forma correcta y segura.

Sus primeros pasos con la bicicleta sin pedales

Equilibrio

Asegurate que no hay gente ni otros niños cerca de tu hijo para realizar la práctica. Busca una zona con un poquito de pendiente. Pídele que se monte en la bicicleta y que se empuje. A modo de ejemplo sería bueno que tú tuvieras tu bicicleta y él pudiera ver lo que quieres que haga. Ímpulsate con los pies y mantén el equilibrio utilizando las piernas de contrapeso.

  • Intenta motivarle a través de algunos juegos:
    utilice alguna cuenta, puede ser 5 o 10 segundos en los que el niño debe intentar mantener las piernas en el aire. Ir incrementando el conteo a medida que el niño gana confianza.

Giros y conducción

Una vez observamos que el niño se siente seguro con su primera bicicleta, manteniendo el equilibrio debemos pasar a la acción de girar y conducir. Esta práctica debe realizarse primero en una superficie plana y el niño debe realizarla ayudandose siempre con los pies.


circuito bicicleta infantilAquí deberemos colcar unos conos o cualquier objeto y debemos intentar que el niño conduzca la bicicleta en una línea recta salvando siempre los obstaculos.

Una vez vemos que el niño dirige correctamente su bici, podemos pasar a realizar la práctica en un sitio con un poquito más de pendiente e intentando mantener las piernas en alto con el objetivo de equilibrarse.

Advertencia: realizar siempre este tipo de actividades haciendo uso del casco y otros elementos de seguridad

 


Espero que os haya gustado el post, os recomiendo encarecidamente este tipo de juguetes para que nuestros hijos se desarrollen de forma física y mentalmente . Además es vital inculcarles desde bien pequeñitos la práctica de deportes y actividades al aire libre. Podéis seguirme siempre en mi web